¿Qué es una endodoncia?

Es un tratamiento que realizamos en el interior del diente (Endo- dentro de), que consiste en la eliminación de la pulpa dentaria (nervios y vasos). Dicho tratamiento se realiza por diversas causa : caries grandes, causas periodontales, traumatismos dentales…

La caries es un proceso destructivo que afecta a los tejidos duros del diente. Se origina en la capa externa (esmalte) y si no es tratada continúa su progresión hacia la capa más interna (dentina y pulpa). Si la caries es detectada y tratada cuando sólo afecta al esmalte o a regiones superficiales de la dentina suele ser suficiente con una obturación (empaste) que consistiría en eliminar ese tejido afectado y sustituirlo por un material artificial.

Si la destrucción es más profunda y ya están afectadas las zonas muy próximas a la pulpa o incluso la caries llega a ésta, no es posible hacer una obturación, porque al pasar el efecto de la anestesia tendríamos dolor fuerte provocado por la reacción de la pulpa ante un material extraño colocado en sus proximidades. En este momento entra en escena la Endodoncia y se plantea el eliminar la pulpa para suprimir la sensibilidad del diente y poder así reconstruir sin problemas toda la zona dañada.

El objetivo fundamental de la Endodoncia es aliviar el dolor y salvar el diente.

¿Cómo se hace una endodoncia?

El primer paso consiste en obtener una completa anestesia del diente (el tratamiento es totalmente indoloro).Una vez comprobada la anestesia completa procederemos a entrar en la cámara pulpar que es como el vestíbulo de entrada de una casa en la que ya observaremos las “puertas” de acceso al interior de las raíces. Con unos instrumentos, llamados limas, específicamente diseñados iremos eliminando el contenido radicular (vasos y nervios) y limpiando las paredes de modo que no quede ningún resto adherido a las mismas. Un potente desinfectante nos ayudará en esta labor de limpieza radicular. La duración del tratamiento dependerá del número de raíces y conductos del diente.

Concluida la limpieza y preparación del interior de la raíz (conducto) procederemos a secar el mismo con unas puntas de papel absorbente especialmente diseñadas para ello. Por último, rellenaremos el conducto con unas puntas de gutapercha (resina especial) y un cemento sellador para evitar así que queden espacios vacíos donde las bacterias podrían multiplicarse y producir infecciones posteriores.

En Clínica CIMA contamos con una especialista en Endodoncia. Estamos hablando de un tratamiento que requiere altas dosis de paciencia y atención, pues trabajamos en una zona con poca visibilidad. Es importante que sea realizado por un especialista en Endodoncia para obtener los mejores resultados y el mejor pronóstico.

¿Después de una endodoncia, qué pasa?

El diente tratado queda desprovisto de los vasos sanguíneos y por tanto pierde aporte hídrico. Además de esto, al hacer la apertura del mismo para acceder al interior de las raíces eliminamos una serie de “puntales” de la arquitectura básica de la anatomía del diente. Por todo esto, el diente se vuelve algo más “quebradizo”, lo que obliga en la mayoría de las ocasiones a protegerlo con una prótesis fija (corona).Esta corona puede ser de zirconio, o metal-cerámica.

© 2013 www.cimaimplantologia.com. Creado por Web50