Implantes dentales: casi como dientes

Un implante dental es una pequeña “fijación” de titanio que ocupa el lugar de la raíz del diente o dientes ausentes. Permiten reponer dientes unitarios, grupos de dientes, o incluso permiten sujetar dentaduras removibles que no tienen retención.

Los resultados tanto estéticos como funcionales son realmente espectaculares, consiguiendo una imitación de los dientes casi absoluta, de forma indolora, eficaz y cada vez más rápida.

 

Dado que ofrecen un aspecto similar y dan una sensación parecida a los dientes naturales, permiten altos niveles de comodidad, seguridad y confianza respecto a los tratamientos tradicionales.

Para la colocación de uno o varios implantes, nuestro equipo de dentistas realiza un estudio de la altura y calidad de hueso donde insertarlo y una planificación de la futura prótesis según las necesidades y expectativas de cada paciente. Disponemos de varios tipos de implantes para adecuarnos a cada caso en particular.

La inserción del (o los) implante(s) se realiza en una sola sesión y con anestesia local. Entonces el implante de titanio se “osteointegra” con el tejido óseo, es decir se une al hueso produciendo lo que podríamos denominar una soldadura biológica entre el hueso vivo y el titanio.

Son una solución que permite mejorar notablemente la calidad de vida del paciente, por un proceso muy fiable y mínimamente invasivo. Los implantes dentales nos permitirán masticar con total comodidad, sonreír, hablar y besar con la misma seguridad que con nuestros propios dientes.

 

© 2013 www.cimaimplantologia.com. Creado por Web50